De vuelta con las letras

Tras unos meses sin sentir ese “cosquilleo” que da relatar una historia, y envuelto en un devenir de acontecimientos, me he detenido un instante. No he sido consciente del tiempo que ha pasado, si quiera soy consciente de los días, vivo inmerso en un estado de constante y asfixiante aprovechamiento del tiempo. Pero en ese espacio no he cedido ni un instante a mi gran pasión y desahogo, escribir.

Me he sentido como un autómata digno del Sr. Asimov. Nuevos retos, mayor responsabilidad, luchar por los tuyos, palabras que a todos nos suenan. Intentando encajar como un puzle cada minuto de mi tiempo. Vivimos deprisa, mucho más que antes, y da la sensación que iremos a más conforme las tecnologías avanzan y nos permiten estar en varios sitios a la vez, pero cuidado, corremos el riesgo de perder la espontaneidad, la capacidad de sorprendernos, de disfrutar. Hace tiempo cambié mi vida, ya no me pertenecía. Escribir me devolvió mi humanidad, recuperé mi sensibilidad ante la vida. Ahora me vuelvo a ver inmerso en una vorágine de constante auto evaluación, y me he dado cuenta de lo cruel y exigente que puedo ser conmigo mismo. He decidido obligarme a permitirme un respiro y soltar mi alma, abrazada a un lápiz virtual en este blog, libre, sin percepción del tiempo. Vuelvo a retomar mi pasión por las letras. ¿Y  vosotros, habéis hecho un alto en el camino?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *